martes, 11 de marzo de 2008



¿Quién no envenena a un perro? ¿quién no asusta a un niño? ¿quién no cuenta un cuento horrible a un idiota? Era tan fácil que me la hiciste. Si el ahogado no opone resistencia al que lo ahoga, qué sentido tiene ahogarlo, qué sentido tiene repetir una muerte, un gesto de desenlace dramático que ya se cumplió cuando era el momento. ¿Qué sentido tiene desenterrar a los muertos y romperles los huesos a palos?.¿Qué sentido tiene estrangular a la que yace violada y fría?
Es esto lo que no entiendo: esta liturgia enloquecida. Todos se dieron vuelta y las ratas atrapan a las trampas, la prisionera vigila a las cadenas, la del espejo me mira con angustia, a mí, la idiota que la refleja (...)


¿Cuánto tiempo durará tu piedad? ¿Cuánto tiempo llorarás por mí? Un instante. Luego, no hay razón para vigilar mi salud. Si tu piedad dura un instante tengo todo el derecho y el deber de arruinar mi cuerpo por un placer que dura un instante. Ahora pensás que estoy en el error. ¿A que pensás en los holocaustos absurdos? Sí, yo me arruino la salud para demostrarle a nadie que me abandonó cuando lo esperaba en mis años tiernos. Yo me ofrendo para demostrarle a nadie que mi infancia fue atroz. Aún así, no puedo hacer otra cosa. Alguien en mí necesita destruirse para demostrar a nadie que nadie vino, que nadie vino ni siquiera para destruirme. En ese entonces “yo” no era un pronombre, era un lugar de espera. Ahora, bueno, ahora espero más que nunca. Por cierto que no espero a nadie sino que me interesa verme esperando, me interesa, ¿sabes?, yo me intereso, me apasiona saber cuándo y cómo voy a terminar.

No hay comentarios:

Decidí crear este blog porque estoy convencida que el conocimiento si no se comparte es inútil. He dedicado más de 15 años al estudio de su vida y obra. Realicé mi tesis doctoral sobre el discurso autobiográfico en AP, la cual resultó un libro de 700 páginas (se puede consultar en la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid). Ahora bien, solo os pido una cosa. Por respeto a mi dedicación y estudio, si tomáis fotos, artículos u otro material, citad la fuente. Muchas gracias.

MADRID 2008

Datos personales

Mi foto
Poeta y doctora en Literatura Latinoamericana por la Universidad Complutense de Madrid. Estudió los archivos de Alejandra Pizarnik depositados en la Universidad de Princeton.